MÉTODOS DE TRATAMIENTO

No existe una orientación psicológica que ostente la verdad y los mejores resultados de forma completa, cada orientación ofrece conocimientos y estrategias válidas que deben utilizarse con los pacientes que lo precisen y en el momento adecuado del tratamiento. Nuestra orientación es “integradora” utilizamos los recursos que nos ofrecen las distintas orientaciones y para ello contamos con psicólogos con una amplísima formación.

Psicoterapia Psicoanalítica

Esta psicoterapia nos ayuda a resolver nuestros problemas psicológicos a través de un aumento de la comprensión de nuestro mundo interno (fantasías, pensamientos, emociones, sentimientos y sueños) y nuestro modo de relacionarnos con los demás. La Psicoterapia Psicoanalítica parte de la idea que para resolver nuestros problemas psicológicos, disminuir nuestro sufrimiento, debemos progresivamente comprender sus raíces, las cuales sólo son parcialmente conocidas por nosotros. El tratamiento se realiza con un ritmo de una o dos sesiones semanales.

Cognitivo-Conductuales

El pensamiento y la conducta. En pleno siglo XXI no es posible entender y practicar la psicología sin los principios del conductismo y del cognitivismo. Se han producido enormes avances gracias a esta orientación moderna de la psicología que ha disfrutado de los recursos que se han dedicado a sus investigaciones. El modelo cognitivo-conductual constituye un movimiento contemporáneo de integración mucho más amplio que un paquete de técnicas, es imprescindible que un terapeuta tenga una sólida formación en esta orientación para que sus intervenciones sean eficaces.

Terapia Sistémica

Parte de la idea básica de considerar a la persona como formando parte de un entorno (sistema) y por lo tanto entiende que los conflictos que un individuo pueda sufrir tendrán que estar relacionados con las interacciones de las que participa, ya sea en la familia, la empresa, amigos, comunidad, etc. Nuestros terapeutas están formados en terapia sistémica para tener una visión actualizada y completa de las técnicas que hay disponibles para ayudar a una persona.

Orientación Y Psicoeducación

No todas las personas precisan una psicoterapia, lo que necesitan es más información o educación sobre temas concretos. La psicoeducación eficaz va más allá de la información y aspira a modificar actitudes o conductas del paciente que le permitan una mejor adaptación a la enfermedad mediante: cambios en su estilo de vida; en sus cogniciones acerca de la enfermedad; en la adhesión al tratamiento; en el manejo de los desencadenantes; en la detección precoz, etc.

Terapia Gestalt

La terapia Gestalt favorece un contacto auténtico con los otros y con uno mismo. No sólo nos explica los orígenes de nuestras dificultades sino que nos hace experimentar y “vivenciar” nuestros conflictos de manera que veamos nuevas soluciones: en vez de limitarse a buscar los “por qué me pasa esto”, ofrece la alternativa del sentir “cómo hago yo para…”, dando paso a favorecer el cambio. Está dentro de las llamadas terapias humanistas, con influencias del psicoanálisis y de la filosofía existencial.

Terapia Humanista

La psicoterapia Humanista surge como reacción al reduccionismo de la psicología conductista y a la ortodoxia del psicoanálisis. Se confía plenamente en las habilidades y recursos internos de las personas que acuden a consulta para avanzar hacia su propia salud y bienestar. Gran parte del trabajo consiste en hacer aflorar dichos recursos. En la psicología humanística, la persona tiene libertad de elección, lo cual sustituye la idea conductista del conjunto mecánicamente determinado de conductas.

Pide cita pie Psicotep