¿Cómo detectar un trastorno de ansiedad? → Síntomas y cómo tratarlo

como-saber-si-sufro-un-ataque-de-ansiedad

A pesar de que sea un tema que se trata a la ligera hoy en día, la ansiedad afecta intensamente a la vida de aquel que la padece. Saber cómo detectar un trastorno de ansiedad es muy importante para saber qué es lo que nos aflige y cómo podemos ayudar.

Por ello, en el post de Psicotep de hoy vamos a enseñarte cómo detectar un trastorno de ansiedad y cómo se puede tratar, al igual que ayudar a aquellos que lo padezcan. La información es poder. Conocer nuestro cuerpo y saber interpretar las señales que nos manda es esencial para nuestro bienestar.

Síntomas: ¿cómo detectar un trastorno de ansiedad?

¿Cuáles son los síntomas que nos ayudan a detectar un trastorno de ansiedad? En una vida llena de estrés y de un ritmo frenético que no nos deja tiempo ni para tomar un respiro, es importante que paremos un segundo para entender qué es lo que le está pasando a nuestro cuerpo.

Si sospechas que tú o alguien de tu entorno más cercano sufre de un trastorno de ansiedad, quizás estas pautas te ayuden a reconocer si esto es verdaderamente lo que está ocurriendo.

A pesar de ello, si no te encuentras bien o no entiendes qué es lo que le está ocurriendo a tu cuerpo, te recomendamos que contactes con un especialista. En Psicotep solo queremos ayudarte a que te sientas mejor. Podemos encontrar al psicólogo experto que necesitas para mejorar tu bienestar.

Estos son algunos síntomas que nos indican cómo detectar un trastorno de ansiedad.

Preocupación excesiva y nerviosismo

Sabemos cómo detectar un trastorno de ansiedad cuando vemos que nuestra calma se ha visto perturbada y vivimos en un estado de nerviosismo que no cesa. Tenemos nuestro cuerpo en alerta constante, esperando a ver cuál será la próxima amenaza.

De esta forma, surgen preocupaciones que no habían surgido anteriormente por cosas que no nos afectaban tanto en el pasado. Por ejemplo, perder el trabajo o meter la pata con un amigo cercano.

Esto, de cara al exterior se manifiesta de forma que la persona parezca estar más alterada y sensible de lo normal. Los pequeños detalles se le harán un mundo.

Sensación de desconexión con el resto del mundo

Cuando padecemos de ansiedad, nos sentimos desconectados del mundo, como si este avanzara sin tenernos en cuenta. Muchos la describen como si pasaran a ver su vida desde un segundo plano, como si estuvieran en el cine y todos los acontecimientos se reprodujesen frente a ellos sin que estos puedan formar parte de ellos.

Un ejemplo que también se utiliza en Psicología es el del bus conducido por nuestras emociones y pensamientos negativos en el que nosotros vamos sentados atrás, visualizando cómo todo pasa por la ventanilla, lejos de nuestro alcance.

Dificultades para disfrutar de las cosas

A la hora de entender cómo detectar un trastorno de ansiedad debemos también fijarnos en la ilusión que manifestamos por las cosas. La pérdida de esa ilusión también nos indica que podríamos padecer este trastorno.

El que nos cueste disfrutar de lo que hacemos incluye tanto nuestras aficiones como el relacionarnos con los demás. Como consecuencia nuestras relaciones se ven afectadas e incluso deterioradas, o al menos esa es la sensación que podemos estar sintiendo.

Igualmente, abandonamos nuestros hobbies, las cosas que nos hacían felices porque ahora se han convertido en una fuente más de agobio o porque, como consecuencia de la ansiedad, hemos perdido el interés por ellas.

Sentirnos cansados o sensación de agotamiento

Es normal que, debido a estar alerta constante, sintamos que estamos más cansados o que no tenemos tanta energía como antes. Esta en parte también tiene que ver con esa falta de ganas para realizar nuestras actividades diarias.

Las personas que padecen un trastorno de ansiedad también sufren problemas de sueño. Esto puede tratarse de insomnio así como la necesidad constante de dormir. Los horarios de sueño se ven alterados y por tanto, aumenta el cansancio.

Sentir que todo se nos hace cuesta arriba

De repente, hacer lo que hacíamos antes nos cuesta mucho más. Ya sea por falta de motivación o por miedo. Esto puede pasar por ejemplo en el trabajo o en la universidad, cuando las tareas que realizábamos en estos anteriormente nos agobian más que en el pasado.

También se traduce en falta de seguridad en nosotros mismos, en el no vernos capaz de superar los “desafíos” que se nos van presentando. Como sumergirse en un mar inmenso e infinito y nadar sintiendo que nos ahogamos.

Por ese miedo o esa falta de ganas, una persona que padece de un trastorno de ansiedad toma conductas evasivas, intentando huir de lo que le preocupa en lugar de enfrentarse a ello.

Síntomas físicos causados por un trastorno de ansiedad

Aparte de las manifestaciones psicológicas que puedan indicarnos cómo detectar un trastorno de ansiedad, también existen síntomas físicos que pueden afectarnos en mayor o menor medida.

  • Aumento del ritmo cardíaco y respiración acelerada
  • Sudoraciones, temblores y mareos
  • Problemas de estómago
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el pecho

¿Cómo tratar a una persona con un trastorno de ansiedad?

Te recordamos que hace poco publicamos un post en nuestro blog donde damos una serie de pautas y recomendaciones para ayudar a todos aquellos que sufran de ansiedad: Cómo calmar la ansiedad → Técnicas y ayudas. En él encontrarás todo tipo de ayuda relacionada con cómo poder gestionar tu ansiedad.

Por otro lado, queremos recordarte que si crees que alguien de tu entorno sufre de ansiedad, hay muchas formas en las que puedes ayudarle:

  • Recuérdale que no está solo y muéstrale tu apoyo y confianza
  • Pregúntale cómo está de vez en cuando y escúchale. Es muy importante que se sienta escuchado y que una vez te muestre cómo se siente, no se vea juzgado de tu parte.
  • No desprecies su dolor. Las personas con ansiedad pueden preocuparse por cosas que desde fuera pueden parecernos insignificantes, sin embargo, para ellos es todo un mundo. Frases como “te entiendo”, “¿y eso cómo te hace sentir?” o “ese dolor poco a poco pasará” pueden ser muy útiles.
  • Ayúdale a encontrar la solución a los problemas que le preocupan, eso sí, que al final sea la persona la que acabe desarrollando poco a poco sus conclusiones. Que se sienta acompañada para que lo que le preocupa parezca más pequeño, pero que al final del trayecto sea esa persona la que dé el paso.
  • Anímale a que acuda a un psicólogo. Ir al psicólogo por primera vez puede intimidar ya que de alguna manera, lo que podamos sentir en nuestro interior se vuelve más real. Comenta con esa persona la posibilidad de empezar un tratamiento para el trastorno de ansiedad.

Puedes contar con nosotros para ayudarte a calmar la ansiedad

En Psicotep nos preocupamos por las personas. Queremos aportar nuestro granito de arena y ayudarte a sentirte mejor y a recuperar el volante del autobús. Si pides una primera cita con nosotros, buscaremos al experto psicólogo que mejor se ajuste a tus necesidades y con el que creemos que podrás empatizar mejor.

¡Ponte en contacto con nosotros!