7 hábitos que debes conocer para lograr alcanzar el equilibrio emocional

Cuando una persona tiene una buena relación con la vida, visto desde la calma y armonía interior, se dice que ha alcanzado un equilibrio emocional perfecto. Pero llegar hasta aquí, no es tan fácil como parece y en algunos casos requiere de la ayuda de un terapeuta

En Psicotep te explicamos de que va este tema de salud y como puedes hacer para lograr este estado por medio de fáciles terapias. No te pierdas la información que viene a continuación. 

¿Qué es el equilibrio emocional?

Se le llama equilibrio emocional a las correctas respuestas emocionales que posee una persona hacia su entorno. Este término ha surgido de una fusión de palabras: equilibrio y emocional

El equilibrio se refiere a las fuerzas balanceadas de un cuerpo; mientras que emocional tiene que ver con el estado de ánimo y las emociones, es decir, el equilibrio emocional es el balance justo entre lo interno de una persona, que te llevan alcanzar la paz mental y emocional con el ambiente que lo rodea. 

Es importante señalar que el desequilibrio, viene dado como una consecuencia de una insatisfacción profunda entre el sujeto y su entorno. En muchos casos se manifiesta por una baja autoestima, trastornos de ansiedad e incluso puede dar lugar a depresión; siendo necesaria la psicoterapia

¿Cómo alcanzar el equilibrio emocional? 

A cada persona se le presentan diversas situaciones diarias, que pueden ser causantes de estrés, ante las cuales se hace necesaria una reacción determinada. Si dicha reacción supera el estrés y se convierte en algo positivo, la persona mantendrá un equilibrio mental

Es decir, que el equilibrio emocional se encuentra estrechamente relacionado con el desempeño laboral, deportivo, escolar, social, etc. de la persona. Es por ello, que se hace necesaria la aplicación de ciertos hábitos para alcanzar el equilibrio emocional esperado. Entre ellos tenemos: 

Cuida tu salud y bienestar 

Para que podamos disfrutar de la vida, hay que cuidar de sí mismo. No puedes conseguir un equilibrio espiritual, si no estás en paz contigo mismo. 

Es necesario que el cuerpo se cuide para que la mente esté sana. Un ejercicio regular y una buena alimentación influyen de forma directa en el equilibrio emocional

Descansa

La falta de descanso también afecta el equilibrio emocional, pues tanto la mente como el cuerpo requieren de descanso para funcionar correctamente. Puedes dedicar tan solo 5 minutos al día para meditar sobre las cosas que te hacen feliz. 

Habitar en una gran ciudad puede afectar a la salud emocional, las aglomeraciones no son buenas aliadas si lo que quieres es encontrar la paz. Ponte en contacto con la naturaleza cada vez que puedas, ir a la playa o a un parque propicia una buena sintonía entre el mundo interior con el exterior. 

equilibrio mental

Dale valor a lo que tienes

No importa si tienes pocos o muchos bienes, valora eso que tienes y que para ti es gratificante tener. 

Identifica y reconoce a las personas que influyen positivamente en tu vida y las que no. Aleja de tu vida a las personas toxicas, no te van aportar nada positivo.

Practica cosas nuevas

La práctica de cosas nuevas provoca que el cerebro eleve su nivel de gratificación, que cuando hacemos siempre la misma rutina. Colócate un nuevo reto profesional, planifica tiempo de ocio y persigue aquello que te hace ilusión. Este puede ser un gran ejercicio de salud mental que conlleve al equilibrio emocional.

Identifica el camino que deseas recorrer, fija un propósito de vida, analiza si tus acciones te llevan a esa dirección. Esto debes hacer a diario para que tengas el poder de tu mente. 

No tiene nada de inteligencia emocional, si dejas las decisiones para mañana. Postergar la toma de decisiones conlleva a la ansiedad. Si bien los cambios generan inquietud, también traen consigo felicidad. 

Comparte con tus seres queridos

No te guardes lo que sientes, pues no es sano, ni favorece a tu equilibrio emocional. Dedica un poco de tiempo para compartir con tus seres queridos tus vivencias y también escucha las de ellos. Las personas que te rodean son el sustento del bienestar y quienes ayudan a recuperar el buen ánimo cuando se pierde. 

Cuida las relaciones con amigos y familiares, deja a un lado las peleas sin importancia y no te enojes por lo que no vale la pena. Si estas cargado de energía, sal a caminar o practica alguna actividad en la que descargues, pero nunca lo hagas con las personas que te rodean. 

Exprésate

Si te sientes triste, estresado o preocupado por alguna situación, comparte ese sentimiento con esa persona de confianza, de esta forma tu equilibrio emocional se mantendrá en su nivel óptimo. 

Siempre hay algo por lo que debemos agradecer, y que va más allá de los problemas; solo el hecho de caminar, comer y vivir ya es motivo de alegría. Además, la actitud que tienes frente a la vida, va a determinar tu equilibrio emocional. Muchas veces conviene la autocompasión en lugar de exigirnos tanto. 

Ejercítate

Cuando te ejercitas liberas endorfinas en el cerebro, y estas son las responsables del buen estado de ánimo. Tan solo puedes dedicar unos 20 minutos al día para la práctica de ejercicios. Y no tiene que ser un deporte complicado, ni implica que tengas que convertirte en un atleta (que puedes serlo si lo deseas) sino que muchas veces basta con dar un paseo de forma regular. 

Una buena opción son los ejercicios en los que se trabaja la respiración, tal es el caso del Yoga, el cual puede ser una guía hacia el autoconocimiento y el equilibrio emocional. 

Con la práctica de esta técnica de manera regular, te verás recompensado con una gran paz interior. 

equilibrio emocional

Con la aplicación de cada uno de los hábitos para alcanzar el equilibrio emocional que hemos visto, mantendrás el perfecto equilibrio emocional. Todo va a depender de ti, aunque por supuesto, que siempre es bueno contar con la ayuda de un coachingpsicólogo especialista en este tema. 

Y como sabemos que no a todas las personas se les hace fácil esta área, en Psicotep puedes consultar con tu psicólogo online, cuando lo desees. ¿Qué tal si ahora te pones en contacto con nuestros especialistas